Fresh Flowers and Plants Everyday!

Proflor Andaluza, mayorista de flor cortada y plantas

Granada

Flor cortada

Plantas y Flores

Artículos de Floristería

Martes, 21 Enero 2014 09:58

Tipos de Mantillo

La elección del mantillo o sustrato es un requisito previo esencial para asegurar el buen desarrollo de las raíces y la planta.

Substratos porosos y fibrosos: Desempeñan más bien un papel de apoyo. Son convenientes para las plantas delicadas, de raíces carnosas  y quebradizas, que necesitan un mantillo muy permeable y casi que no se descomponga. Contienen cortezas, Sphagnum (tipo de musgo), aserrín y trozos de poliestireno o corcho.

Plantas en las que se utiliza: Phalaenopsis (orquídeas), helechos y otras bromeliáceas.

Mantillos ligeros y porosos: Son convenientes para las plantas que, por lo general, habitan en el bosque, en un suelo rico en humus. Contienen poca arcilla y se preparan a base de turba o mantillo de hojarasca.

Plantas en las que se utiliza: Helechos, begonias de follaje, aráceas, bromeliáceas.

Substrato Universal: Es la mezcla que recomendamos en Proflor Andaluza. Corresponde a una mantilla clásica que de antaño hacían los jardineros. Contiene tierra de cultivo o de jardín, turba o compost y algo de arena.  Aportan elementos fertilizantes y sólo se desaconsejan para la siembra de semillas puesto que, al ser demasiado rico para ellas, las queman.

Plantas en las que se utiliza: Sobre todo plantas verdes como el helecho, la scheflera, monstera y crotón.

Mantillos para siembra: Suelen ser muy ligeros y casi no contienen elementos fertilizantes. Algunas de las materias que se utilizan son la arena, humus y resto de vegetales. Un ejemplo es el Compost, el cual contiene una mezcla fermentada de desechos vegetales de jardín. Es un mantillo muy permeable, rico y conserva su estructura durante mucho tiempo. El inconveniente que tiene es que es poco práctico para las plantas de interior puesto que antes de utilizar este tipo de substrato es recomendable desinfectarlo para evitar el desarrollo de enfermedades y parásitos.

Otro de los materiales que se utiliza es la Turba, la cual ventila, mantiene suelta y permite conservar la humedad y sustancias nutritivas de la tierra. Hay muchas variedades, como por ejemplo la parda y la rubia.

 La Arena, al igual que la Turba, es otro material imprescindible para la fabricación del mantillo universal haciendo que sea más permeable. Las agujas de abeto, aserrín y fibras de helechos tropicales, sin embargo, son elementos esenciales para plantas como las orquídeas, bromelias o helechos. Se descomponen lentamente y aligeran este tipo de substrato.